Borja Martínez

Es el músculo del equipo. Un auténtico hombre orquesta que nunca pierde el ritmo ni el empuje. Sin dejar de chasquear los dedos a compás de swing es capaz de operar la cámara, montar y quemar una batería entera de móvil con la pre-producción del siguiente trabajo. Eso sí, su vida profesional agota toda su concentración. Así que, fuera de la oficina es tan despistado que se ha rapado la cabeza porque nunca se acordaba de peinarse. Como le da vergüenza reconocerlo, se excusa en unas entradas imaginarias.

LEMA: “Ofrecemos comunicación fresca, ¡más fresca que una lechuga!”

Find us on